Opinión

Volvió Guaidó; por José Guerra

Volvió Guaidó; por José Guerra

José Guerra

Dijo que volvería y volvió. El martes 11 a las 5 pm entró a Venezuela por el aeropuerto de Maiquetía que sirve a la ciudad de Caracas, Juan Guaidó. Días antes Fredy Bernal había tomado la frontera de Táchira con Colombia, como jefe civil y militar de facto de ese estado. De nada valió esa maniobra. Juan Guaidó retó al régimen ingresando al país por la puerta grande, tras una exitosa gira por las principales capitales del mundo democrático.

El régimen se equivocó de nuevo una vez que ya era evidente que Guaidò regresaría por Maiquetía. No quiso o no pudo bloquear la entrada y recurrió entonces a las pandillas armadas las que se dedicaron a agredir al propio Guaidó quien soportó estoicamente como un caballero las agresiones verbales y fiscas de una señora enviada para incitar a que Guaidó cayera en sus provocaciones pero no lo hizo.

Todo ese show fue orquestado por un torturador de oficio con una pasantía de crueldad en la DGCIM, el coronel Rafael Franco Quintero, denunciado una y otra vez por los organismos defensores de los derechos humanos como un sujeto que aplica tormentos a los presos en los calabozos de la DGCIM.

Para acentuar su error, por órdenes de sus jefes, los patoteros del Psuv golpearon a los diputados, entre ellos a Carlos Berrizbeitia a quien le propinaron una paliza y a los periodistas a quienes robaron sus teléfonos celulares como ya es usual, le rompieron las cámaras y además los apalearon a mansalva. Todo ello está documentado, grabado y filmado a la espera de la justicia terrenal. Pero ello también evidenció que ese personaje llamado Tarek William Saab, cuyo oficio es el de perseguidor no ha abierto la boca para al menos disimular que investigaría los hechos de aquel día.

Pero todavía hay más.

Esa noche, respirando por la herida y vomitando el odio intrico en él, Diosdado Cabello, por su propia cuenta y actuando como juez y parte, condenó al tío de Juan Guaidó, el señor Juan José Márquez como portador de explosivo C-4, bombas, entre otros artefactos militares, en el vuelo de la aerolínea TAP proveniente de Portugal. Cuatro horas después, el señor Márquez fue presentado ante un tribunal del estado Vargas donde el fiscal acusador le formuló todos los cargos previamente enunciado por Cabello. Un día más tarde el presidente de TAP dijo que era imposible que alguien ingresara a sus aviones con explosivos, desmontando la falsedad de Cabello.

Esta aberración de la justicia es una de las cosas que hay que cambiar de manera urgente. Sin embargo, el día 14 de febrero la cabeza del régimen dijo que él no tenía opinión sobre la presión del señor Márquez porque eso era un problema de la justicia, con lo cual en ese punto pareciera distanciarse de Cabello. Contradicciones en el seno del régimen.

Importante fue lo que dijo Guaidó la niche del 11 de febrero: vamos a luchar por elecciones libres como vía para rescatar a Venezuela de la crisis y darle así al pueblo mejores condiciones de vida. Y agrego yo, para que en el país cese el odio y civilicemos la política.

Click to add a comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Opinión

More in Opinión

Copyright © 2019. WTC-Radio MB, C.A. J-40667181-9 Torre de Oficinas World Trade Center Valencia, PL-9. Carabobo, Venezuela