Opinión

Una mantuana llamada Marialuisa; por Óscar Pérez Medero

Una mantuana llamada Marialuisa; por Óscar Pérez Medero

Óscar Pérez Medero

Venezuela es mujer y su cocina, la hija que le sigue los pasos a tanta belleza desbocada. Es curioso pero muchas de las preparaciones principales y más sabrosas de nuestra gastronomía, llevan feminidad en su nombre. Por ejemplo: La hallaca, la arepa., la empanada, la cachapa… La torta Marialuisa.

De origen verdaderamente incierto, se dice que nació en Colombia y llegó a Caracas a lomo de caballo durante épocas libertadoras y que acá fue reinventada, pero seguía manteniendo sus senos de guayaba madura y la suavidad por la cual algún enamorado de su sutileza la hizo viajar tantos kilómetros hasta nuestros paladares. Otros también cuentan que la historia de su creación refiere a Doña María Eugenia López Llamozas, reconocida dama de nuestro gentilicio gastronómico, la cual a través de sus postres y recetas, logró cautivar a muchos venezolanos y visitantes de nuestras tierras.

De ella ha perpetuado la costumbre, que las tortas María Luisa representan aquellas delicias que son rellenas de frutas o cremas dulces, siendo la de guayaba la más buscada por ser la más común en aquellas epocas. Lo cierto es que María Luisa, esa deliciosa expresión de la repostería mantuana, hoy es tan venezolana como la más bella de nuestras mujeres

Según el maestro Scannone, su origen se remonta más o menos al año de 1880 cuando la burrera, la torta más común, ya formaba parte de nuestro mapa culinario. Se dice que en Marialuisa convergieron  el bizcocho de esta y las frutas en capas y que luego alguien incorporó el merengue italiano a la preparación, quizás como aporte de algún pastelero europeo que andaba por estas tierras. Lo que si es cierto es que de aquí o de allá, la torta Marialuisa se reconoce por ese suave y esponjoso bizcocho que se divide en capas alternas de mermelada de guayaba con crema pastelera y coronada por un no menos delicioso merengue italiano…

Yo en la búsqueda del placer reinventé esto último coronándola con cristal de guayaba, canela y papelón y frisando sus alrededores con una cobertura de suspiros como los que nos hacían nuestras abuelas, lo que ciertamente la convierte en una verdura obra de arte con aspecto de manjar.

Esta es mi receta

Para el bizcocho

3/4 de taza de mantequilla con sal

1/4 de kilo de azúcar

5 yemas de huevo

5 claras de huevo

La ralladura de un limón verde

1/4 de kilo de harina de trigo leudante

1 cucharadita de polvo de hornear

1/2 taza de leche líquida completa

Todos estos ingredientes a temperatura ambiente

Procedimiento de preparación

Se precalienta el horno a 350 grados F., con la ayuda de una batidora eléctrica, en un envase se baten las claras a punto de nieve y se reservan.

En otro envase o bol, se hace una crema con la mantequilla y el azúcar, batiendo a máxima velocidad. Se agregan luego las yemas una a una y la ralladura de limón, y se continua batiendo. Se baja la velocidad, y se le van agregando poco a poco, y alternadamente, la harina cernida conjuntamente con el polvo de hornear y la leche, y se termina con la harina.

Se deja de batir con la batidora y se agregan las claras a punto de nieve con movimientos envolventes, con la ayuda de una espátula de goma o dedo mágico.

Se enmantequilla y enharina una tortera mediana y se vierte la mezcla, y se lleva al horno por una hora. Sabemos que está lista porque al introducirle un palito de pincho o aguja éste sale limpio y seco. Se saca del molde y se coloca en lugar fresco sobre una rejilla hasta que se enfríe.

Luego, con un cuchillo largo de pan, se corta horizontalmente en 5 capas, se rellena una capa de mermelada de guayaba y otra de crema pastelera, así hasta volver a armar la torta y se cubre con el nevado de merengue, se guarda en la nevera hasta el momento de servirla.

Ingredientes para el relleno

2 tazas de mermelada de guayaba

Crema pastelera:

4 yemas de huevo

3 tazas de leche caliente

1 taza de azúcar

7 cucharadas de maicena

La corteza entera de un limón

1/2 cucharadita de sal

1 cucharada de mantequilla

Preparación

En una olla se mezclan con un batidor de alambre yemas de huevo con la leche, el azúcar, la maicena, la corteza del limón y la sal. Se pone a cocinar a fuego suave y siempre revolviendo; se lleva a un hervor y se cocina hasta espesar. Se retira del fuego, se elimina la corteza del limón y se le revuelve la mantequilla, se coloca en un lugar fresco hasta que enfríe.

Cristal de guayaba para la corona

INGREDIENTES

Para el cristal

1kg de guayabas maduras

Azúcar

PROCEDIMIENTO

Lavar y pelar las guayabas cubrirlas con agua completamente llevarlas a cocción, hasta que se ablanden, escurrir el agua de la cocción y medirla. Con la misma cantidad de azúcar, llevar a fuego bajo hasta que se espese como punto de almíbar y verter sobre la torta con una paleta e irlo aplicando de manera regular hasta cubrir la parte de arriba (corona)

Suspiros

Ingredientes:

3 claras de huevo.

2 tazas de azúcar.

½ Cucharadita de jugo de limón.

1 Cucharadita de ralladura de concha de limón verde.

Pizca de sal.

Preparación:

Precalentar el horno a 350 grados.

Preparar dos bandejas con papel de aluminio.

Batir las 3 claras de huevo en una batidora hasta alcanzar el punto de nieve.

Poco a poco, ir agregando azúcar y continuar batiendo hasta que la mezcla haga picos.

Al final agregar cucharada de jugo de limón y su ralladura. Continuar batiendo.

Colocar la mezcla en una manga y en caso de no contar con la manga, podrá hacer el trabajo de hacer los suspiro en las bandejas con dos cucharas.

Introducir en el horno por aproximadamente 30 minutos

Dejar enfriar  y quebrarlos y con ellos frisar alrededor de la torta.

¡Buen provecho!

Óscar Pérez Medero es cocinero.

Instagram: CuentosDeFogon

Youtube: Cuentos de Fogón

Facebook: Cuentos de Fogón

Correo: cuentosdefogon@gmail.com 

Click to add a comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

More in Opinión

Copyright © 2019. WTC-Radio MB, C.A. J-40667181-9 Torre de Oficinas World Trade Center Valencia, PL-9. Carabobo, Venezuela