Economía

Una empresa telefónica rusa pagará a EE.UU. una multa de 850 millones de dólares

Una empresa telefónica rusa pagará a EE.UU. una multa de 850 millones de dólares

El principal grupo de telefonía móvil de Rusia, MTS, se convirtió el jueves en el último de los gigantes de las telecomunicaciones en pagar una multa millonaria a Estados Unidos por entregar sobornos masivos en Uzbekistán cuando estaba dirigido por Islam Karimov.

MTS, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, anunció haber alcanzado un acuerdo extrajudicial con las autoridades estadounidenses para evitar un juicio.

El grupo ruso pagará 850 millones de dólares de multa, un monto considerable que se suma a otros de otras empresas por hechos similares.

La multa da una idea de la importancia de la corrupción que reina, según la justicia estadounidense y organización de defensa de los derechos humanos, en esta ex república soviética en donde los miembros del fallecido presidente Karimov, en particular su hija mayor Gulnara, fueron retratados en la prensa por su lujoso tren de vida.

El acuerdo de MTS con el departamento de Justicia estadounidense (DoJ) y la autoridad de regulación bursátil SEC “pone fin a la investigación sobre la compra y las operaciones de la ex filial del grupo en Uzbekistán entre 2004 y 2012”, indicó un comunicado de MTS.

El grupo ruso, precisa, “afirma su compromiso en garantizar que sus principios, modos operatorios y procedimientos respetan escrupulosamente la legislación anticorrupción”.

En 2017 el sueco Telia fue condenado en Estados Unidos a pagar una multa de 965 millones de dólares, una de las más importantes que se hayan emitido. El año anterior el operador ruso Vimpelcom (rebautizado desde entonces Veon) fue multado con 835 millones de dólares.

Todas estas empresas tenían causas por corrupción durante la presidencia de Karimov, que falleció en 2016.

Según la SEC “MTS pagó sobornos a un responsable uzbeko vinculado al expresidente de Uzbekistán y ejercía una influencia en la autoridad uzbeka de regulación de las telecomunicaciones”.

– La hija de Karimov en la mira –

En su comunicado, la SEC estima que MTS pagó “al menos 420 millones de dólares de manera ilícita para obtener y mantener sus actividades”, lo que le permitió operar durante ocho años en este país de Asia central hasta que el gobierno “expropió” la compañía.

En 2012 la justicia uzbeka acusó a la filial local del grupo por fraude fiscal y le impuso una multa de varios centenares de millones de dólares, lo que la llevó a la quiebra.

La SEC no nombra al “responsable” que recibió sobornos. En los casos anteriores, la prensa estadounidenses citó el nombre de Gulnara Karimova, hija mayor del fallecido presidente, de quien se pensó en su momento que podría suceder a su padre. Pero cayó en desgracia por compararlo con Stalin.

Según el consorcio de periodistas Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP), Gulnara Karimova habría recibido personalmente más de 1.000 millones de dólares de parte de empresas de telecomunicación, incluidos 350 millones de MTS a cambio de licencias.

Karimova, de 46 años, fue condenada en Uzbekistán en 2016 a 5 años de arresto domiciliario por fraude, pero esta semana fue trasladada a prisión por no respetar las reglas de arresto.

La justicia uzbeka la acusa de pertenecer a un grupo criminal que controla activos que representan más de 1.130 millones de dólares en 12 países, así como propiedades en Londres, Dubai, un castillo cerca de París o una mansión en la cotizada Saint-Tropez, en el sureste de Francia.

Karimova, ex embajadora de su país en la ONU, organizó desfiles de moda, lanzó líneas de joyería o interpretó canciones pop.

AFP

Click to add a comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

More in Economía

Copyright © 2019. WTC-Radio MB, C.A. J-40667181-9 Torre de Oficinas World Trade Center Valencia, PL-9. Carabobo, Venezuela