Tecnología

La tecnología detrás de la Xbox One X

La tecnología detrás de la Xbox One X

Desde los planes preliminares del diseño de Xbox Series X, el equipo estaba determinado a crear la consola de Xbox más poderosa de la historia, lo que dio inicio a una serie de pláticas sobre cómo se definiría la noción de “potencia” en la próxima generación de consolas. En generaciones pasadas, la potencia se ha definido, principalmente, por la innovación en los gráficos: una transición de gráficos de 8 a 16 bits, de 2D a 3D, de SD a HD y, por último, a 4K.

Hoy los jugadores están pidiendo más y más juegos que se ejecuten a 60 cuadros por segundo (fps) con alta fidelidad visual, así como con una respuesta más precisa y receptiva. Los desarrolladores han ideado soluciones creativas, como la escala de resolución dinámica, para mantener la alta calidad de las imágenes sin comprometer los cuadros por segundo; sin embargo, esto a menudo implica pensar en maneras de sortear las limitaciones y restricciones de la generación actual de hardware. Todo esto cambiará con el Xbox Series X. No solo se trata de hacer que los videojuegos se vean mejor, sino que se jueguen mejor.

“Si bien Xbox Series X ofrecerá un incremento inmenso en el desempeño de la GPU y continuará redefiniendo la evolución de lo último en gráficos con nuevas capacidades como el trazado de rayos acelerado por hardware”, comentó Jason Ronald, director de gestión de productos de Xbox Series X. “Creemos que esta generación no estará definida simplemente por los gráficos o la resolución”.

El equipo sabía que tenía que crear una consola de próxima generación capaz de ejecutar juegos en 4K a 60 fps que no les causara problemas a los desarrolladores. También se retaron a sí mismos para ofrecer un nivel de desempeño que alguna vez se pensó imposible en una consola, incluido el soporte hasta para 120 fps en juegos más demandantes y competitivos. A pesar de que se cree que la resolución y los cuadros por segundo son decisiones creativas que se deberían dejar en manos de los desarrolladores de juegos, el equipo quería asegurarse de que el sistema pudiera cubrir las necesidades de los juegos más populares de esports competitivos, así como de títulos innovadores de creadores independientes.

Para brindar soporte para estas necesidades, el equipo fortaleció su alianza a largo plazo con AMD, el fabricante de chips, que ha estado presente con el equipo de Xbox desde hace más de 15 años, cuando se utilizó por primera vez en el Xbox 360. Sebastien Nussbaum, vicepresidente corporativo y asociado sénior del área de productos y tecnologías semipersonalizadas en AMD, habló más sobre lo que el equipo creó para darle más potencia al Xbox Series X.

Gracias al enfoque en el diseño transformacional y en las mejoras generacionales del rendimiento, para los desarrolladores, “la consola termina siendo un espacio de innovaciones técnicas”, comentó Nussbaum. Esto se debe, principalmente, a la potencia bruta del diseño personalizado del procesador que se alimenta de 8 núcleos AMD Zen 2 CPU y un GPU clase RDNA 2.

Estas arquitecturas de próxima generación ofrecen un nuevo nivel de desempeño que les permite a los desarrolladores crear experiencias realistas e inmersivas nunca antes vistas, al mismo tiempo que también le permite al equipo en AMD sembrar un ecosistema DirectX de próxima generación que seguirá impulsando la industria hacia el futuro.

“Xbox Series X es el mayor salto generacional de SOC (sistema en un chip) y de diseño API que hayamos hecho con Microsoft. Es realmente un honor para AMD que Microsoft le confíe este trabajo”, comentó Nussbaum. “Xbox Series X será una fuente de inspiración para afirmar el liderazgo en innovación técnica a través de esta generación de consola, lo cual propagará la innovación por todo el ecosistema DirectX este año y el siguiente”.

Lea esta nota completa en GameproTV

Impactos: 30

Click to add a comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Tecnología

More in Tecnología

Copyright © 2019. WTC-Radio MB, C.A. J-40667181-9 Torre de Oficinas World Trade Center Valencia, PL-9. Carabobo, Venezuela