Aéreo

El veto electrónico afectaría a 3 mil 684 vuelos a la semana entre UE y EE.UU.

El veto electrónico afectaría a 3 mil 684 vuelos a la semana entre UE y EE.UU.

En la actualidad, 59 aeropuertos en el Área de Aviación Común Europea -que incluye la UE-28, Islandia, Noruega, Suiza, Bosnia y Herzegovina, Albania, Kosovo y la Antigua República Yugoslava de Macedonia- tienen servicios directos a los Estados Unidos, con un total de 3.684 vuelos a la semana.

Los cinco aeropuertos con mayor número de vuelos semanales son Londres-Heathrow (761 vuelos), París-Charles de Gaulle (353 vuelos), Frankfurt (291 vuelos), Amsterdam-Schiphol (242 vuelos) y Dublín (179 vuelos). En conjunto, estos cinco aeropuertos representan casi el 50% de los vuelos semanales a los EEUU y se calcula que el número de pasajeros que transportan dispositivos móviles (PED) está entre el 60 y el 90% de los que viajan en esos vuelos. Según el Departamento de Transportes de EEUU, en 2016 viajaron a ese país en avión 30 millones de personas desde Europa.

Aún el gobierno estadounidense no ha extendido su veto electrónico a las cabinas de los vuelos desde Europa y, de hacerlo, se desconoce si incluirá todos los aeropuertos europeos que disponen de vuelos con el país o solo los hubs en los que se operan interconexiones de vuelos procedentes de los países de Oriente Próximo y Norte de África, pero habida cuenta de los volúmenes implicados, la ampliación de la actual prohibición daría lugar a graves perturbaciones en el tráfico aéreo UE-EEUU, con repercusiones sobre diversos aspectos de las operaciones aeroportuarias y aéreas y recortes importantes; según advierte el Consejo Internacional de Aeropuertos de Europea (ACI Europe).

Entre éstas consecuencias, ACI-Europe destaca la inclusión de controles de detección ad hoc en la puerta de cada vuelo, así como la implementación de procesos relacionados con trasladar los PED en la bodega de aeronaves. “Esto requeriría el despliegue de un número muy grande de personal de seguridad adicional. El personal apropiado no está fácilmente disponible y necesitaría ser entrenado. Además, como para cualquier persona que trabaje en la zona restringida de un aeropuerto europeo, el nuevo personal necesitaría primero obtener autorización de seguridad de las autoridades nacionales competentes, un proceso que normalmente toma varias semanas”, señalan desde el organismo.

Los aeropuertos afectados también tendrían que reconsiderar su sistema de asignación de puertas, con el objetivo de volver a agrupar los vuelos hacia los Estados Unidos dentro de “zonas comunes”, cuando sea posible. Además de los tiempos de procesamiento de embarque extendidos que implican las revisiones adicionales, esto generaría ineficiencias en la utilización de la capacidad de infraestructura, con potenciales efectos dominó en otros vuelos.

ACI Europe lanza esta advertencia precisamente cuando finalmente se celebra este miércoles una reunión en Bruselas entre el Departamento de Seguridad Nacional de los EEUU y la Comisión Europea, a solicitud de los comisarios de la UE Violeta Bulc y Dimitris Avramopoulos, a raíz de las informaciones en la prensa estadounidense acerca de una eventual extensión de la prohibición de la Administración Trump confirmada oficialmente.
El organismo, que representa a gestores de 500 aeropuertos en 45 países europeos, señala que lo sucedido ya que revela una falta de cooperación significativa en materia de seguridad entre la UE y los Estados Unidos. “Esto no es propicio para una seguridad efectiva y potencialmente compromete la confianza en el sistema de seguridad de la aviación”.

Olivier Jankovec, director general de ACI EUROPE, dijo: “En definitiva, si la prohibición sigue adelante, llegaría a los aeropuertos más transitados del continente, donde una parte importante de los vuelos con destino a ese país tendría que ser cancelada a corto plazo. Para los vuelos que todavía podrían operar allí habría retrasos, lo que comprometería las conexiones de vuelos interlínea en aeropuertos de los EEUU”.

Jankovec ha puntualizado que, más allá del impacto operacional inmediato, “nos preocupan las consecuencias que tendría tal prohibición sobre la demanda de viajes aéreos transatlánticos y, en última instancia, la conectividad entre Europa y los Estados Unidos. El hecho de que una de las aerolíneas afectadas del Golfo haya reducido sus operaciones en Estados Unidos es ciertamente preocupante, y apunta a un impacto económico más amplio y duradero”.

Fuente: Hosteltur

Click to add a comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

More in Aéreo

Copyright © 2017 WTC-Radio MB, C.A. J-40667181-9 Torre de Oficinas World Trade Center Valencia, PL-9. Carabobo, Venezuela