Opinión

La comunidad LGBTIQA+: ¿Un nicho de mercado para grandes transnacionales?; por Vicente Quintero

La comunidad LGBTIQA+: ¿Un nicho de mercado para grandes transnacionales?; por Vicente Quintero

Vicente Quintero

Las grandes transnacionales han encontrado un nicho de mercado muy bueno en la comunidad LGBTIQA+ y ahora luchan por la reivindicación de sus derechos. Según el Departamento del Tesoro en Estados Unidos, las parejas homosexuales (176 mil dólares/año) ganan más dinero en promedio que las parejas heterosexuales (113 mil dólares/año). La diferencia, en promedio es de 63 mil dólares. Además, al no vivir en núcleos familiares tradicionales, estas podrían gastar, en promedio, menos dinero en adultos mayores que las parejas heterosexuales. No nos sorprende entonces que, de acuerdo a la firma Chief Marketer, algunas compañías importantes en Occidente invierten aproximadamente el 20 por ciento de su presupuesto en la comunidad LGBTIQA+.

Este excedente es una buena oportunidad para las grandes empresas. La psicología de consumo de la comunidad LGBTIQA+ ha sido estudiada: Apple, Adidas, Nike, GAP, Abercrombie, Calvin Klein, H&M, Levi’s, Zara, etcétera. La Fundación LGBT de Hong Kong señala que si la comunidad LGBT fuera un país, este sería el cuarto país con la renta más alta del mundo, en términos nominales (4,6 billones de dólares). El mes del orgullo es una gran oportunidad para hacer negocios; las grandes transnacionales sacan ediciones limitadas LGBTIQA+ de sus productos.

En Estados Unidos, el ingreso anual promedio de una pareja de dos hombres homosexuales es de 176 mil dólares y el de una pareja de lesbianas es de 124 mil dólares, mientras que el ingreso de una pareja heterosexual tradicional es de 113 mil dólares. La brecha se hace todavía más grande cuando vemos los ingresos de los padres homosexuales: las parejas gays con hijos adoptados ganan en promedio 275 mil dólares al año. La brecha de ingresos no solo se ve entre parejas LGBTIQA+ y parejas tradicionales. En la misma comunidad LGBTIQA+, vemos que hay una brecha de ingresos entre parejas gays y parejas de lesbianas. Esta diferencia de ingresos entre gays y lesbianas se explica por el fenómeno conocido como la brecha salarial de género: los hombres suelen ganar más que las mujeres.

En 2017, el Foro Económico Mundial trató el tema de los derechos LGBTIQA+. En esta oportunidad, resaltó los beneficios de la aprobación del matrimonio igualitario y la despenalización de las relaciones entre personas del mismo sexo. El no alinearse con el proyecto de creciente inclusión a la comunidad LGBT implica perder la oportunidad de atraer importantes inversiones. Los países que mantienen leyes que no sancionan la discriminación pierden billones y billones de dólares, como lo demuestra Antonio Zappulla.

Únicamente en los Estados Unidos de América, el poder de consumo de la comunidad LGBTIQA+ es de 800 mil millones de dólares. El potencial de este mercado para las empresas es muy grande, no solo por las razones anteriormente expuestas, sino porque además los clientes de esta comunidad son de los más fieles. Las parejas gays no solo tienen más dinero para gastar que las parejas heterosexuales tradicionales, sino que además están disputas a hacerlo y le retribuyen a las empresas el apoyo a su causa. Howard Schultz, CEO de Starbucks, supo aprovechar esta oportunidad cuando le dijo a un inversionista homofóbico que era libre de vender sus acciones y comprar las de otra compañía. El video se hizo viral en Youtube.

La empresa Uber es también parte de este movimiento empresarial pro-LGBTIQA+. Los conductores de Uber, así estén trabajando en países que mantienen una legislación hostil a la sexodiversidad, deben tratar con cordialidad y respeto a los gays, lesbianas, transexuales, intersexuales, etcétera. Luego de la tragedia de Orlando (Estados Unidos), Uber le ofreció pasajes gratis a la comunidad LGBTIQA+. Los empresarios saben que este es un mercado que promete muchísimo.

Fuera de Occidente, la comunidad LGBTIQA+ también mueve mucho dinero, en industrias que van desde la moda hasta la medicina. Tailandia e India son los destinos preferidos para la operación de reasignación de género, básicamente por sus buenos precios. Muchos extranjeros viajan a estos países para someterse a estos procedimientos y comenzar la transformación exterior. El sector entretenimiento, aún en países con legislaciones hostiles a la comunidad LGBTIQA+, también es una buena oportunidad para hacer dinero. En la misma India que hasta hace pocos días criminalizaba las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, surgieron lucrativos emprendimientos como Chez Jerome – Q Café, PDA, Depot48 y Kitty Su.

El Banco Mundial estimó que la India pierde aproximadamente 32 mil millones de dólares anuales por las leyes en contra de la sexodiversidad. Recientemente, India despenalizó las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo; un año después del Foro Económico Mundial 2017. Entonces, uno se pregunta: ¿Casualidad o causalidad? Lo económico puede ser una variable relevante a la hora de lograr la efectiva reivindicación de los derechos de un grupo que ha sido marginado y discriminado. Según Out Now Consulting, la economía de Estados Unidos se beneficiaría de 9 mil millones de dólares adicionales si adopta una legislación laboral más inclusiva para retener el talento LGBTIQA+.

Todavía falta mucho por hacer para lograr la inclusión de la comunidad LGBTIQA+. Las relaciones entre personas del mismo sexo todavía son ilegales en muchos países, aproximadamente 70. En los países desarrollados, aunque se ha avanzado muchísimo en materia legislativa, la discriminación no ha dejado de ser un problema: aproximadamente la mitad de los estudiantes gays en Estados Unidos y Reino Unido sufren de bullying. En Estados Unidos, existen estudios que señalan que el 40% de las personas que viven en la calle son parte de la comunidad LGBTIQA+. En la mayoría de los países del mundo, incluyendo a los desarrollados, la comunidad no goza de amplias protecciones laborales contra la discriminación. La lucha por la reivindicación de los derechos sociales de este grupo está lejos de terminar.

El factor económico, ahora más que antes, es una de las principales fuerzas que contribuyen a la creciente reivindicación de los derechos de la comunidad LGBTIQA+. Curiosamente, vemos que los cambios en India comenzaron en la banca. Antes de despenalizar las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, el Banco de Reserva de India dio la orden de incluir la categoría de “tercer género” en sus reportes. El activismo en derechos humanos y el liderazgo social de la comunidad LGBTIQA+ están siendo impulsados por grandes intereses económicos. El factor económico está facilitando la inclusión de la comunidad LGBTIQA+ y ha sido últimamente uno de los principales puntos de discusión en la agenda del Foro Económico Mundial.

Vicente Quintero es Lic. En Estudios Liberales (Universidad Metropolitana & Universidad Estatal Politécnica de San Petersburgo)

Twitter: @Vicenquintero

Click to add a comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Opinión

More in Opinión

Copyright © 2017 WTC-Radio MB, C.A. J-40667181-9 Torre de Oficinas World Trade Center Valencia, PL-9. Carabobo, Venezuela