Internacionales

Erdogan aspira a ser reelegido ante una oposición tenaz en Turquía

Erdogan aspira a ser reelegido ante una oposición tenaz en Turquía

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, intentará lograr el domingo un nuevo mandato con poderes reforzados, en unas elecciones en las que afronta una oposición determinada a poner fin a sus 15 años de poder.

Erdogan, de 64 años, ha dirigido Turquía desde 2003, primero como primer ministro y luego como presidente.

El mandatario ha transformado su país con proyectos de desarrollo y aplicando políticas orientadas hacia el crecimiento económico, mientras aumentaba el discurso religioso musulmán en el país laico y se imponía como un actor clave en el escenario internacional.

El jefe de Estado agitó en abril el calendario político al anunciar el adelanto al 24 de junio de las elecciones previstas inicialmente para el 3 de noviembre de 2019.

Una decisión motivada probablemente por el temor a la crisis económica que parece alcanzar al país con una enorme caída de la lira turca, una inflación de dos dígitos y un importante déficit de su balanza por cuenta corriente.

El resultado de los comicios será especialmente importante para Turquía, ya que el vencedor gozara de poderes reforzados a raíz del referéndum de abril de 2017 convocado por Erdogan tras el fallido golpe de Estado de julio de 2016.

Esta vez el presidente turco ha tenido que afrontar en la breve campaña electoral una inesperada unión de los partidos opositores y un competidor, Muharrem Ince (CHP, socialdemócrata), capaz de hacerle sombra.

Aunque el presidente saliente parece ser el favorito de las elecciones presidenciales, muchos observadores creen que no ganará en la primera vuelta y que su formación, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), podría perder su mayoría en el Parlamento.

– “Nueva energía” –

La “nueva energía” de la oposición le ha permitido orientar el debate durante la campaña por primera vez desde la llegada de Erdogan al poder, explica Asli Aydintasbas, experta del Consejo Europeo de Relaciones Internacionales.

Esto obligó, por ejemplo, a Erdogan a prometer el levantamiento del estado de emergencia en vigor desde el fallido golpe de Estado, después de que otros candidatos lo hicieran.

La unidad de la oposición se explica en parte por la ajustada victoria del sí en el referéndum sobre la revisión constitucional para ampliar los poderes presidenciales, aprobada con un 51,4% de los votos.

“Ese resultado muestra un voto sólido de la oposición que puede ser calificado de voto anti-Erdogan”, dice Aydintasbas. “Para la oposición era, por tanto, algo natural el hecho de unirse para consolidar ese voto anti-Erdogan”.

Para Elise Massicard, investigadora en el CNRS francés, esto se explica también por el futuro sistema presidencial y la voluntad de “no dejar la concentración de los poderes a Erdogan y el AKP”.

Aunque los distintos partidos opositores han decidido presentar a sus propios candidatos para las presidenciales, la mayoría acordó respaldar al candidato que alcance una hipotética segunda vuelta frente a Erdogan el 8 de julio.

Por otra parte, frente a la alianza compuesta por el AKP y los ultranacionalistas del MHP, varios partidos opositores, incluido el CHP y una nueva formación de la derecha nacionalista, el Buen Partido, se aliaron para las legislativas.

– Trabas a la oposición –

Frente al control que ejerce el gobierno sobre los principales medios, algunos candidatos y partidos de la oposición, tuvieron que ser ingeniosos para hacerse oír, especialmente en las redes sociales.

Selahattin Demirtas, candidato del partido prokurdo HDP, tuvo que hacer campaña desde una celda, ya que se encuentra en prisión preventiva desde noviembre de 2016, por acusaciones sobre supuestas actividades “terroristas”.

Demirtas, que denuncia un encarcelamiento “político”, hizo campaña en las redes sociales a través de sus abogados, y aprovechó una llamada autorizada a su esposa para pronunciar un discurso que fue grabado gracias al altavoz del teléfono y difundido por su partido.

Según Aydintasbas, es “normal” que el AKP sea menos dominador tras 16 años en el poder, sobre todo teniendo en cuenta la mala situación económica que atraviesa Turquía, a lo que hay que sumar un candidato, Ince, “más carismático” de lo esperado.

AFP

Click to add a comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Internacionales

More in Internacionales

Copyright © 2017 WTC-Radio MB, C.A. J-40667181-9 Torre de Oficinas World Trade Center Valencia, PL-9. Carabobo, Venezuela