El apalancamiento financiero, o efecto leverage, es la utilización de la deuda para incrementar la rentabilidad de los capitales propios. Es la medida de la relación entre deuda y rentabilidad.

Cuando el costo del financiamiento (tasa de interés) es inferior al rendimiento ofrecido por la inversión resulta conveniente financiarse o apalancarse con recursos ajenos. De esta forma el exceso de rendimiento respecto a la tasa de interés supone una mayor retribución a los fondos propios.

Veamos un ejemplo, acorde a las tasas actuales que tendrían aplicabilidad actualmente en la economia venezolana.

Supongamos una inversión a un año de Bs. 1.000.000 que reporta un 30% anual exento de impuestos. Para financiar esta inversión utilizamos Bs. 650.000 de los fondos propios de la compañía y Bs. 350.000 de un préstamo bancario a una tasa de interés del 20% anual.

El rendimiento de la inversión será del 30% sobre Bs. 1.000.000, es decir de 300.000 bolívares.

30% de 1.000.000 = 300.000

Este rendimiento, antes de remunerar al accionista, debe asumir el costo financiero de la deuda.

20% de 350.000 = 70.000 bolívares

Dicho costo financiero es del 20% sobre 350.000, por tanto asciende a Bs. 70.000.

Descontado el costo de la financiación tenemos el rendimiento que puede destinarse a retribución del accionista, es decir, la rentabilidad, en nuestro ejemplo es de 230.000 bolívares.

300.000 – 70.000 = 230.000

Siendo 650.000 los fondos propios destinados a este proyecto de inversión, el importe de 230.000 significa el 35,38% de rentabilidad, superior al rendimiento del 30% ofrecido por la inversión.

Cálculo del Apalancamiento Financiero (AF)

AF = (Activo / Fondos propios) x (Beneficio antes de impuesto / Beneficio antes de interés e impuestos).

En nuestro ejemplo, el Apalancamiento Financiero vendría a ser:

AF = (1.000.000 / 650.000) x (230.000 / 300.000) = 1,21%

Cuando el apalancamiento financiero toma un valor superior a 1 conviene financiarse mediante deuda, cuando es inferior a la unidad, el endeudamiento reduce la rentabilidad del accionista.

O dicho de otra forma, cuando el rendimiento de la inversión supera el costo financiero conviene financiarse mediante deuda. Cuando el costo financiero supera el rendimiento de la inversión no resulta conveniente la financiación mediante deuda.