Aéreo

El Supremo tumba la prohibición del 30% de los vuelos sobre una urbanización junto a Barajas

El Supremo tumba la prohibición del 30% de los vuelos sobre una urbanización junto a Barajas

El Tribunal Supremo ha revocado la decisión del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid de reducir en un 30% los vuelos con destino al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas que pasan por la urbanización Santo Domingo, en Algete.

La Sala de lo Contencioso Administrativo considera que esa reducción lineal en el número de vuelos no supone ejecutar de manera correcta la sentencia en la que el propio Supremo declaró que el ruido sobre la urbanización vulneraba el derecho al descanso de los vecinos. Por motivos distintos, tanto los vecinos como la Abogacía del Estado y Aena habían recurrido el auto del TSJ que establecía el recorte del 30%. Todos los recursos han sido estimados por la Sección Cuarta de lo Contencioso-Administrativo.

El Alto Tribunal ha anunciado que en los próximos días notificará la sentencia -que aún no está completamente elaborada- en la que fijará las bases para la “exacta ejecución” de su sentencia. A la espera de la sentencia, el tribunal ha comunicado a través de una nota que rechaza la prohibición absoluta de sobrevuelos vinculados a la pista 18R/36L y que entiende que la reducción de un 30% tampoco supone una “fiel ejecución” de su sentencia.

En virtud de esta nota Aena celebra que la resolución vaya a conocerse pronto. “Es una buena noticia que el Tribunal Supremo vaya a fijar ya, en los próximos días, la aplicación exacta de la sentencia”, explican fuentes de Aena, a quien no se le ha notificado oficialmente pues este miércoles el Alto Tribunal se ha limitado a constatar que las deliberaciones han acabado.

Según fuentes jurídicas, el Supremo reprocha al TSJ que no haya valorado diversos informes técnicos que obran en la causa, principalmente aportados por Aena. Esos informes recogen soluciones posibles al trastorno del ruido distintas a la simple reducción del número de sobrevuelos. Las mismas fuentes indican que en la intención del tribunal está la adopción de medidas que no impliquen un trastorno tan grande para el aeropuerto como el de la disminución de operaciones. Entre otros aspectos, se ha valorado que ya se produjo una reducción de vuelos y que actualmente los aparatos son más silenciosos que cuando se inició el contencioso con los vecinos.

Aena suprimió en 2005 los vuelos nocturnos sobre la Urbanización Santo Domingo, tras la denuncia interpuesta por 345 vecinos en febrero de 2004 por «ruidos que padecían desde noviembre de 1998». Estos comenzaron con el puesta en marcha de la pista 18R-36L, mediante la cual el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas pudo aumentar su limitada capacidad en aquel momento.

Concretamente sólo cinco vecinos han mantenido el proceso judicial abierto contra el gestor aeroportuario, después de que, según Aena, se hayan reducido las operaciones con Configuración Sur – las que sobrevuelan la urbanización- y sólo se lleven a cabo, por razones de seguridad, cuando el viento supera los 10 nudos de cola o los 20 de viento cruzado.

El ente ha argumentado, además, que los aviones son más silenciosos ahora y que ha implementado otras medidas como navegaciones de precisión para minimizar el impacto acústico y que emplea más la pista 18L que la 18R para los aterrizajes. También se ofreció en 2010 a aislar acústicamente todos los domicilios de los afectados.

No obstante, Aena siempre ha esgrimido que la pista se construyó de acuerdo con la normativa ambiental de ese momento. Desde ella despegan principalmente los vuelos de aeronaves de gran envergadura, que son las que operan vuelos transatlánticos. Por esta razón se verían especialmente afectadas las conexiones con Latinoamérica, que suponen el 25% de la operativa de Barajas.

Barajas aporta el PIB de la Comunidad de Madrid más de 18.000 millones de euros, el 10% del mismo. Y genera 40.000 empleos directos, de los que 14.000 podrían estar en peligro si al final se redujeran en un 30% las operaciones tal y como dictaminaba el auto del TSJM. Supondría, en cálculos de Aena, una disminución acumulada de pasajeros hasta 2030 de 70 millones y la pérdida de unos 14.000 empleos en la región madrileña, que alcanzarían los 42.000 en toda España.

La reducción del 30% del tráfico tendría un impacto directo sobre el aeropuerto, que el gestor aeroportuario afirma se vería mermada, y no sólo en su capacidad como tal sino en su función como el hub de aeropuertos españoles, que facilita los tráficos en conexión de las compañías aéreas que reciben y distribuyen los tráficos a través de él.

Fuente: El Mundo
Aéreo

More in Aéreo

Copyright © 2017 WTC-Radio MB, C.A. J-40667181-9 Torre de Oficinas World Trade Center Valencia, PL-9. Carabobo, Venezuela