“Creemos que la angustia de la gente por el retiro de los billetes de 100 bolívares y la no llegada del nuevo cono monetario afectó los viajes navideños y generó perdidas al sector turismo”.

En ese sentido, recalcó que la movilización de turistas durante el mes de diciembre fue mucho menor a lo que esperaban y significó un fuerte golpe para los empresarios dedicados al sector turístico.

“El promedio de ocupación para la época decembrina fue de 40%, cifra desoladora para el sector”.

En cuanto a las expectativas para 2017, Guerra, afirmó que de no corregirse la situación inflacionaria los venideros resultados serán similares a los de este año, debido a que la incertidumbre influye a gran escala en la afluencia turística.