Opinión

De lo atípico a lo “típico”, una realidad venezolana; por Luis José Gómez M.

De lo atípico a lo “típico”, una realidad venezolana; por Luis José Gómez M.

Luis José Gómez Mota

Cada día Venezuela presenta un sinfín de perplejidades. Frente a esta nueva perspectiva, el ciudadano evoluciona diariamente permitiendo la creación y consolidación de dos nuevos  grupos sociales: Por un lado, quienes luchan por mantenerse vivos  y por el otro quienes sacan provecho (de manera positiva o negativa) de la crisis general  que vivimos en la actualidad.

Estos dos grupos sociales emanan como una alternativa para aquellos que se niegan a ser uno más en la enorme lista de ciudadanos que emigran del país ante la mundialmente conocida emergencia humanitaria nacional; lista que según pronunciamiento de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en cifras oficiales, avanza a “casi dos millones de personas” desde el año 2015 hasta mediados de 2018.

Pero existe algo mucho más alarmante, y se trata de la aceptación de la atipicidad como parte de la normalidad. El venezolano en Venezuela, sumado a la creación de estos dos nuevos grupos sociales como parte del contexto actual, se ha visto en la obligación de adaptarse a un sistema inestable e irregular para poder mantener una “normalidad” dentro de lo que la crisis representa para cada uno, pero ¿Qué tan difícil será pasar de adaptarse a acostumbrarse si este sistema se mantiene un tiempo más? Todo dependerá de nuestro nivel de consciencia, y eso, en esta Venezuela, es un gran reto para aquellos que luchamos contra la ignorancia, el conformismo y la sumisión de toda ciudadanía.

Sin duda alguna el sentimiento de “actuar normal” ante situaciones realmente atípicas es una reacción social en la que el ciudadano intenta sentimentalmente no verse afectado por una crisis tan denigrante y dolorosa como lo es esta. Pero antes de intentar insertarnos en una burbuja de ese tipo debemos preguntarnos:

¿Y si nos acostumbramos a las colas, a la viveza y al egoísmo o  intentar mantenernos vivos frente a una economía inestable?

¿Y si nos acostumbramos a sobrevivir en vez de vivir?

  • Venezuela habrá muerto en nuestras narices.

Y lo habrá hecho por no responsabilizarnos de lo que es nuestro, por permitir irregularidades y asumirlas como parte de la normalidad, por no alzar nuestra voz ni un solo momento ante las injusticias.

Es momento de mantener más que nunca la esencia de lucha que como venezolanos históricamente nos representa. Simplemente no hagamos de lo atípico lo típico.              

“Aceptar la injusticia no es una virtud, sino todo lo contrario.”

 

Luis José Gómez Mota

Abogado, Artista Plástico, Atleta federado, Defensor de DDHH y Activista social

Click to add a comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Opinión

More in Opinión

Copyright © 2017 WTC-Radio MB, C.A. J-40667181-9 Torre de Oficinas World Trade Center Valencia, PL-9. Carabobo, Venezuela