El craqueador catalítico y una destiladora de la refinería venezolana Amuay están paralizados por diversos problemas operacionales, dijeron a Reuters el miércoles dos fuentes, mientras que la estatal Pdvsa afirmó que están operativas.

Amuay, con su vecina Cardón, forma parte del Complejo Refinador de Paraguaná, el mayor del país, con una capacidad de 955.000 barriles por día (bpd).

“El sábado fue que se paró la catalítica por problemas con equipos y este martes la planta destiladora 5 por problemas de agua”, dijo el líder sindical Iván Freites. “No hay la cantidad de vapor necesario para mantener esa planta operativa”, añadió.

Amuay, que tiene una capacidad para procesar 645.000 bpd, “quedó con 130.000 bpd y sólo las destiladoras 1 y 4 en servicio”, afirmó.

En un mensaje en Twitter, Freites atribuyó la situación a la “falta de repuestos, con poco crudo que procesar y ahora la falta de agua”.

En tanto, un trabajador de Amuay dijo que el craqueador sufrió debido a la falta de agua y electricidad.

Pdvsa respondió a Reuters que “la unidad de craqueo y destilación están operativas”.