La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) considera que el ya escaso número de aerolíneas que aún vuela a Venezuela se podrá ir reduciendo más si empeora la situación del país, según el vicepresidente regional para las Américas, Peter Cerdá.

El directivo ha señalado que sólo quedan cinco aerolíneas miembros de la IATA -Iberia, Air France, Air Europa, Copa y American Airlines- que vuelan a Venezuela, además de un nuevo operador, la española Plus Ultra, que no está integrada en la asociación.

Aunque Venezuela sigue debiendo 3.800 millones de dólares a las aerolíneas por repatriación de ingresos, a su juicio “ya no es un tema aeronáutico, sino una crisis social, política y económica del país”, ha indicado a los periodistas en la asamblea general de la asociación, que se celebra hasta el 5 de junio en Australia.

“Nuestro problema es un granito de arena comparado con la situación del país y, desafortunadamente, Venezuela se está cerrando a nivel de conectividad con el resto del mundo”, lamentó.

Los próximos seis meses son importantes por lo que está pasando en Europa a nivel económico y también en Latinoamérica, con cambios de gobierno en algunos estados, y si la situación venezolana sigue empeorando, “nuevamente las aerolíneas tendrán que reconsiderar si es óptimo volar tres o cuatro frecuencias al país”, dijo.

“No me sorprendería que se siga reduciendo el número de aerolíneas que operan en Venezuela”, ya que las compañías van a mirar dónde pueden dar mejor utilidad a sus aviones y tripulantes y, si ven que hay otros mercados, se van a ir, agregó.

EFE